¿Cómo afecta el uso de drogas a la madre embarazada y al bebé?

0 Comments

La primera indicación que recibe una mujer al quedar embarazada es suspender el uso de todo tipo de drogas. El uso regular de estas sustancias puede traer problemas en embarazos futuros, y también, si el uso no se suspende durante el embarazo, puede conllevar consecuencias fatales.

El consumo de drogas incrementa los riesgos a la salud tanto de la madre como del bebé. En general, el uso de drogas durante un periodo de gestación aumenta el riesgo de aborto, de malformaciones congénitas en el recién nacido, bajo peso al nacer, síndrome de abstinencia en el bebé, espalda bífida, atresia de esófago, ausencia de ano, entre otros.

Hay una gran diversidad de drogas, cada una con efectos y afectaciones particulares. En consecuencia, cada una de estas drogas puede afectar de manera específica el proceso de gestación.

Aquí te compartimos las consecuencias que trae consigo el uso de distintas drogas durante el embarazo:

Cannabis durante el embarazo: El consumo habitual de productos de origen cannábico durante el embarazo perjudica el desarrollo del feto, pudiendo provocar un bajo peso a la hora de nacer, alteración o disminución en las habilidades cognitivas del recién nacido o bien, la aparición de trastornos de atención o hiperactividad. Además, las sustancias presentes en la marihuana se acumulan en la leche de la madre, por ende, no se recomienda que las consumidoras habituales de esta sustancia se encarguen de la lactancia. 

Cocaína durante el embarazo: El consumo habitual de cocaína durante el embarazo puede tener efectos terribles en el recién nacido; desde lo más leve, como podría ser un bajo peso al nacer, hasta la muerte intrauterina o el aborto espontáneo. Asimismo, la cocaína puede provocar lesiones cerebrales en el recién nacido que pueden traducirse, a largo plazo, en hiperactividad, trastornos de personalidad, retraso cognitivo o predisposición a desarrollar un trastorno neuropsiquiátrico.

Anfetaminas y drogas de síntesis durante el embarazo. El uso de drogas de síntesis, anfetaminas, metanfetaminas, etcétera, tiene un efecto negativo en el desarrollo del feto. Además, incrementan la posibilidad de malformaciones cardíacas o paladar hendido en los recién nacidos. El abuso de este tipo de sustancias durante el embarazo está relacionado con un mayor riesgo de malformaciones congénitas.

Heroína y otros opiáceos durante el embarazo. El caso de los opiáceos es especialmente particular. Los embarazos de las mujeres que consumen heroína o algún otro opiáceo son considerados de alto riesgo, esto se debe a que frecuentemente presentan abortos espontáneos, partos prematuros, problemas con el crecimiento del feto, así como muertes fetales e intrauterinas. Aunado a esto, tenemos el factor de que los hijos de estas madres tienen el riesgo añadido de contraer VIH o Hepatitis por compartir agujas infectadas.

Como conclusión, es importante resaltar que todo lo que podamos hacer durante el embarazo puede traer consecuencias, tanto para el bebé como para los padres. Las secuelas por el consumo de drogas serán visibles en el proceso de crecimiento de los hijos.

Si estás embarazada y fuiste consumidora de algún tipo de droga, nosotros te brindamos tratamiento especial. Contáctanos.

Recuerda que no estás sola y que tienes La Vida Por Delante.

Leave a Comment

Your email address will not be published.