4 cosas que las clínicas no quieren que sepas sobre el aborto

0 Comments

Seguramente has leído o escuchado que el procedimiento que realizan en diversas clínicas de aborto suele surgir sin contratiempos y sin un peligro significativo para quien alberga la vida en su vientre.

Las campañas en favor de la interrupción del embarazo se han dado a la tarea de decir a miles de jóvenes que se trata de un procedimiento rápido, indoloro, sin complicaciones, ni consecuencias. “Al día siguiente podrás continuar con tus labores cotidianas”, dicen. 

Sin embargo, detrás de estos procesos se oculta una impactante realidad que todas las clínicas prefieren mantener en secreto ya que, de lo contrario, se pondría en riesgo uno de los negocios más grandes de la última década.

Consecuencias psicológicas: La mayoría de las mujeres que se someten a un aborto tienden a desarrollar sentimientos de culpa, depresión, ansiedad y angustia, que suelen desencadenar problemas con los seres queridos, adicción a las drogas e incluso ideación suicida. Desafortunadamente, este tema no es tocado por las clínicas, ya que ni siquiera ofrecen apoyo psicológico para tratar el llamado síndrome post-aborto.

Consecuencias físicas: Se ha comprobado que un aborto, sea espontáneo o inducido, acarrea una serie de consecuencias graves que podrían ocasionar la muerte de quien se somete a éste. Entre los posibles problemas inmediatos se encuentran las hemorragias graves, infección y lesiones en vágina y útero. Además, en el largo plazo aumenta la probabilidad de cáncer de mama y cervicouterino, sin dejar de lado la posible infertilidad o complicaciones en embarazos futuros. 

Falta de responsabilidad en caso de que algo salga mal: Existen testimonios de mujeres que han acudido a clínicas de aborto en los que relatan que antes de ingresar al quirófano les pidieron firmar una forma en la que aceptan someterse al procedimiento bajo su propia responsabilidad. Es decir, aceptan que en caso de algún suceso que ponga en riesgo su vida, la institución no se haga responsable. 

Negocio sucio: Es poco conocido el hecho de que algunas clínicas dedicadas al aborto “seguro” han encontrado una mina de oro en ese negocio ya que, al menos en México, los precios por un poner fin a un embarazo oscilan entre los $2000.00 y los $7000.00 pesos, dependiendo del procedimiento que se utilice. Asimismo, han logrado obtener financiamiento de diferentes grupos políticos y empresas cuyos fines no toman en cuenta la salud y el bienestar de la población. 

Es importante que antes de optar por un aborto se lleve a cabo una investigación a fondo con la finalidad de conocer todo lo que existe detrás de esta práctica, y que pocos o nadie se han atrevido a revelar. 

En conclusión, si vives un embarazo, inesperado o no, y tienes dudas o te sientes confundida acércate a nosotros, ya que estamos aquí para brindar apoyo, orientación y acompañamiento a mujeres como tú. ¡No estás sola!

Leave a Comment

Your email address will not be published.