La niñofobia en México

La Niñofobia en México.

0 Comments

Para hablar de la niñobofia en México, tenemos que saber qué significa esta palabra; que realmente todavía no existe un significado como tal, sino que se puede considerar como una palabra coloquial, que en grandes rasgos podría referirse a la poca tolerancia o la discriminación hacia los niños.

En los últimos años este fenómeno de la niñofobia se ha estado presentado en varios países como, por ejemplo: España, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, así como en algunos países de Asia, restringiendo el ingreso de niños en establecimientos como lo son: restaurantes, hoteles, aerolíneas…, con el fin de brindar tranquilidad al adulto.

Nos preguntamos, ¿por qué los adultos cada vez son menos tolerantes al comportamiento natural de los menores y que el fenómeno del adultocentrismo – que consideran a las personas adultas superiores sobre otras generaciones: la niñez, adolescencia y juventud -, está predominando más y por consecuencia se está discriminando, segregando y limitando los derechos de la infancia.

En estos países europeos todavía no existen leyes que aprueben, desaprueben o que limiten el acceso de los niños a ciertos lugares o activades en espacios públicos de recreación. Por esta razón, empresas de dichos paises implementan en sus políticas ciertas prácticas para beneficiarse económicamente aumentando el costo de sus servicios por ser exclusivos y libres de niños.

En México, la restricción de la entrada a niños a ciertos establecimientos se incrementó con la crisis de la pandemia del COVID, basándose en la premisa del cuidado de la salud de los menores. Al finalizar la emergencia sanitaria, algunos lugares siguieron restringiendo el acceso a menores, como es el caso de bancos, despachos y algunas oficinas privadas o públicas.

En nuestro país se han creado leyes gubernamentales que protegen a los niños, niñas y adolescentes en sus derechos a la educación, esparcimiento, salud, bienestar, protección y no discriminación, tal como se establece en los artículos 3 inciso B y articulo 16-18 de la Ley Federal para la Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes

Derivado de estas leyes, no se puede prohibir el ingreso a los menores a establecimientos como restaurantes, hoteles, vuelos en aerolíneas, parques, museos, entre otros; solo se restringe la entrada de menores en aquellos lugares que posiblemente perjudiquen su integridad física, mental o emocional; estos pueden ser bares, moteles, centros nocturnos, cines con clasificación B o C, casas de apuestas, entre otros.

También sería el caso del sector inmobiliario, donde el arrendador no puede prohibir que se rente el inmueble a parejas con niños, porque dentro de los derechos de los menores es tener un lugar digno donde puedan habitar.

En el caso de las aerolíneas mexicanas, deben dar primero el acceso a personas que acompañen a algún menor. Por esta razón aerolíneas extranjeras que aterricen en territorio mexicano tendrán que ajustar sus normas sobre el acceso de los infantes a los aviones para cumplir con las leyes de México.

La PROFECO es un organismo que protege los derechos del consumidor, en cuidar precios justos, mercancía de buena calidad, y también el derecho a ingresar a establecimiento sin ser discriminados por su raza, vestimenta, género o edad. Los niños son como pequeños consumidores a los cuales no se les debe restringir la entrada a restaurantes, ya que el establecimiento que lo haga podría ser sancionado por la autoridad; por esta razón muchos restaurantes han acondicionado sus establecimientos con espacios de juegos infantiles, de cine, actividades creativas donde el menor pueda jugar sin ninguna restricción, y sin afectar a los demás comensales adultos. También tienen la obligación de incluir en sus menús platillos con alto nivel nutricional para el menor.

El fenómeno de la niñofobia está extendiéndose cada vez más. Ya se están reduciendo los espacios donde los niños puedan tener libertad de jugar, de esparcimiento, de socializar con otros niños; a menudo los parques se han convertido en espacios de recreación, paseo de adultos y mascotas.

Las mascotas (perros y gatos) en la actualidad se han convertido en más que una simple mascota de compañía, sino que la gente empieza a considerar a los animalitos como si fueran miembros de su familia, al tal grado de considerarlos “hijos”, pues toleran más el comportamiento de estos que el de un niño.

Aquí nos preguntamos, ¿por qué al niño se le esta limitando los espacios, la aceptación, la tolerancia solo por el hecho de actuar con la naturaleza propia de un niño? Quizás nos hemos olvidado de que alguna vez fuimos niños y que tuvimos inquietudes normales de infantes.  Las mascotas son más toleradas y aceptadas ya en la mayoría de los lugares, como centros comerciales, restaurante, aviones entre otros, en donde los infantes son excluidos.

Como todos sabemos, los niños son el futuro de cada país, ciudad, pueblo o comunidad y que en pocos años ellos tomaran las riendas del progreso económico, político y social, y en su momento velar por el bienestar de sus padres en la vejez.  Las macotas son buenas compañías en el momento, pero obviamente no aportaran ninguna clase de recursos a sus dueños cuando lleguen a ser adultos mayores.

Leave a Comment

Your email address will not be published.